A las flores de un día, que no duraban, que no dolían, que te besaban, que se perdían.

jueves, noviembre 20, 2008

Adivina, adivinanza

Nunca me gustó hacer de días como hoy una fiesta; no me parece, en absoluto, ético celebrar la muerte de nadie. Pero por esta vez, y por favor, sin pretender crear polémica, no he podido resistir la tentación de dejar una letrilla que muchos de vosotros conoceréis. No es mofa ni celebración, pero la letra es muy buena. Ahí va:

Mil años tardó en morirse,
pero por fin la palmó.
Los muertos del cementerio
están de Fiesta Mayor.
Seguro que está en el Cielo
a la derecha de Dios.
Adivina, adivinanza,
escuchen con atención.
A su entierro de paisano
asistió Napoleón, Torquemada,
y el caballo del Cid Campeador;
Millán Astray, Viriato,
Tejero y Milans del Bosch,
el coño de la Bernarda,
y un dentista de León;
y Celia Gámez, Manolete,
San Isidro Labrador,
y el soldado desconocido
a quien nadir conoció;
Santa Teresa iba dando
su brazo incorrupto a Don
Pelayo que no podía
resistir el mal olor.
El marqués de Villaverde
iba muy elegantón,
con uniforme de gala
de la Santa Inquisición.
Don Juan March enciende puros
con billetes de millón,
y el niño Jesús de Praga
de primera comunión.
Mil quinientas doce monjas
pidiendo con devoción
al Papa santo de Roma
pronta canonización.
Y un pantano inagurado
de los del plan Badajoz.
Y el Ku-Klus-klan que no vino
pero mandó una adhesión.
y Rita la cantaora,
y don Cristóbal Colón,
y una teta disecada
de Agustina de Aragón.
La tuna compostelana
cerraba la procesión
cantando a diez voces clavelitos
de mi corazón.
San José María Pemán
unos versos recitó,
servía Perico Chicote
copas de vino español.
Para asistir al entierro
Carrero resucitó
y, otra vez, tras los responsos,
al cielo en coche ascendió.
Ese día en el infierno
hubo gran agitación,
muertos de asco y fusilados
bailaban de sol a sol.
Siete días con siete noches
duró la celebración,
en leguas a la redonda
el champán se terminó.
Combatientes de Brunete,
braceros de Castellón,
los del exilio de fuera
y los del exilio interior
celebraban la victoria
que la historia les robó.
Más que alegría, la suya
era desesperación.
Como ya habrá adivinado,
la señora y el señor,
los apellidos del muerto
a quien me refiero yo,
pues colorín colorado,
igualito que empezó,
adivina, adivinanza,
se termina mi canción,
se termina mi canción.

lunes, noviembre 17, 2008

Quizás porque mi niñez sigue jugando en tu playa...

Un hecho: lloro de melancólica alegría cada vez que escucho Mediterraneo. Lloro, me emociono y pienso en lo que soy. Y realmente, no sé muy bien qué soy. Pero qué más da, si tenemos a Serrat para hacernos recordar...

Mediterraneo

Quizá porque mi niñez
sigue jugando en tu playa
y escondido tras las cañas
duerme mi primer amor,
llevo tu luz y tu olor
por dondequiera que vaya,

y amontonado en tu arena
tengo amor, juegos y penas.
Yo, que en la piel tengo el sabor
amargo del llanto enterno
que han vertido en ti cien pueblos
de Algeciras a Estambul
para que pintes de azul
sus largas noches de invierno.

A fuerza de desventuras,
tu alma es profunda y oscura.

A tus atardeceres rojos
se acostubraron mis ojos
como el recodo al camino...

Soy cantor, soy embustero,
me gusta el juego y el vino,
Tengo alma de marinero...

Qué le voy a hacer, si yo
nací en el Mediterráneo.

Y te acercas, y te vas
después de besar mi aldea.
Jugando con la marea
te vas, pensando en volver.
Eres como una mujer
perfumadita de brea

que se añora y se quiere
que se conoce y se teme.

Ay, si un día para mi mal
viene a buscarme la parca.
Empujad al mar mi barca
con un levante otoñal
y dejad que el temporal
desguace sus alas blancas.

Y a mi enterradme sin duelo
entre la playa y el cielo...

En la ladera de un monte,
más alto que el horizonte.
Quiero tener buena vista.

Mi cuerpo será camino,
le daré verde a los pinos
y amarillo a la genista...

Cerca del mar. Porque yo
nací en el Mediterráneo.

sábado, noviembre 08, 2008

De Ahtisaari a Alfred Nobel y a la dulce nieve que empapa la razón


Recientemente, Martti Oiva Kalevi Ahtisaari fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz de 2008. Rezando el reconocimiento: "por su importante labor, en varios continentes y durante más de tres décadas, destinada a resolver los conflictos internacionales".

http://nobelpeaceprize.org/

Tirando de google, wikipedia y demás, se puede leer bastante sobre la vida de este personaje; que, entre otras cosas, ha sido presidente de la república finlandesa, uno de los impulsores de la adhesión de Finlandia a la Unión Europea y enviado especial de las Naciones Unidas para el proceso de negociación del estatuto de Kosovo.

Se podría decir que leer algo te lleva, en la mayoría de los casos, a sentir curiosidad por la colateralidad de lo explicitamente mencionado o insinuado en el texto en cuestión. Así pues, indagando en la red, leyendo acerca de los premios Nobel, he descubierto cosas que me han parecido dignas de ser comentadas en este post:

Alfred Nobel fue el Inventor de la Dinamita (y otros derivados de la nitroglicerina) y se hizo rico con este invento. Fundó compañías en diversos países y tenía en propiedad más de 350 patentes en el ámbito de la industria química. La riqueza amasada en base a un invento que provocó, entre otras cosas, un salto cualitativo en la industria militar de la época le creó un complejo de culpabilidad que le marcó hasta el final de sus días.

En su testamento, firmado en 1895 en el Club Sueco-Noruego de París, Nobel instaura el fondo que premiaría a los mejores exponentes en Química, Física, Medicina (o Fisiología) Literatura y la Paz.

The interest shall be divided into five equal parts, to be apportioned as follows: one part to the person who shall have made the most important discovery or invention in the field of physics; one part to the person who shall have made the most important chemical discovery or invention; one part to the person who shall have made the most important discovery within the domain of physiology or medicine; one part to the person who in the field of literature shall have produced the most outstanding work of an idealistic tendency; and one part to the person who shall have done the most or the best work for fraternity between the nations and the abolition or reduction of standing armies and the formation and spreading of peace congresses.


Después de su muerte se descubrió que Alfred Bernhard Nobel era autor de una controvertida obra llamada Némesis. Obra que desconocía y que me comprometo a intentar conseguir y leer.

Si eso, el próximo post hablo sobre el Balón de Oro o, quizás mejor, sobre sexo. El problema es que para el segundo tema necesito dedicar muchas horas de exhaustiva lectura e investigación. Quizás el onanismo esté más a mi alcance.

Saludos desde esa ciudad del norte donde la dulce nieve empapa la razón.

Parece que aprieta el frío...

David