A las flores de un día, que no duraban, que no dolían, que te besaban, que se perdían.

jueves, agosto 19, 2010

HASTÍO

Seguro que vendrá un desierto de dudas.

Ese lugar temido

por los hombres de los púlpitos,

por los que planean campañas,

por los que ganan elecciones.

Seguro que, algún día, la pregunta sincera valdrá más que sus silencios.

Silencios:

El Poder no duda de su conciencia porque NO tiene que responder ante nada.

Que el destino de la verdad de hoy no es más que el ser revocada en el mañana.

Que las preguntas bien respondidas

no deben ser más que el germen de otras dudas.

Tengan la certeza de que la sombra del saber;

su patrón, su bienhechor y su padrino,

no es más que el preguntar.

Y el dudar de la réplica recibida.


El Escaramujo:

…yo vivo de preguntar, saber no puede ser lujo…

…si saber no es un derecho, seguro será un izquierdo…

No hay comentarios: