A las flores de un día, que no duraban, que no dolían, que te besaban, que se perdían.

martes, diciembre 21, 2010

La cera y el tiempo

Hay días en los que siento que me disuelvo en un reflujo continuo. Es una sensación que me recuerda a la vida de las velas; las que están en un cuenco; esas cuya cera no se vierte, sino que se consume lentamente después de haber sufrido varias licuaciones y solidificaciones.
No me atrevo a decir que es desagradable. No lo es. Es como un largo viaje en tren durante el día. Uno espera llegar, sabe que llegará, y desde que salió comenzó a vivir lo que le pasará en su destino. Son días de transición, domingos de entre semana, viajes que me aíslan por un tiempo, que me derriten sin angustia porque no son más que un espacio de tiempo en el que mi interior no sale, se queda a descansar, dormido, encogido y acomodado en el concepto que tengo sobre mí mismo.
Son días para escuchar música del pasado e irse a dormir temprano, sin prisas, pero temprano.


jueves, diciembre 09, 2010

Tertulia de Navidad

Esta noche de jueves tenemos la tertulia literaria.

Esta vez es una tertulia-pikkujoulu sobre cantautores, y se celebrará en casa de Jaime Potenze.

Mis dos temas para esta noche son:
Una de dos (Luis Eduardo Aute)
El rock and roll de los idiotas (Joaquín Sabina)