A las flores de un día, que no duraban, que no dolían, que te besaban, que se perdían.

viernes, febrero 01, 2013

Un muy buen libro de un gran amigo



Me gusta presumir de amigos, qué puedo decir, quizás sea por cultivar esa presunción de intelectualidad que se crea alrededor de los bien acompañados. Es un acto ya natural y adquirido con el tiempo; que viene del arrebato de los días en que he mirado a mi alrededor y he sentido orgullo de lo que me rodeaba. Es el querer ser agradecido con la vida, y justo con las personas que lo merecen.

Julio Srur es un amigo muy estimado por mí. Él ha vivido muchos años entre dos países tan antagónicos en lo general como Finlandia y la Argentina. Y él, tan argentino y tan amigo, es escritor. Y no es un escritor cualquiera.

Aún recuerdo la primera vez que nos atrevimos a intercambiar textos y después de leer uno de sus relatos le llamé emocionado -e intentando disimular mi admiración- para decirle que el cuento estaba muy bien, que su estilo dinámico y que la historia -tan mundana, tan surreal, tan viva, tan dramática, tan mordaz- me había dejado huella. ¿Acaso hay algo más satisfactorio en la lectura que esa luz que se enciende cuando sabes que, al leer, algo se te remueve por dentro y que eso quedará ahí en tu imaginario? Ese relato está en su primer libro: Viaje de la ilusión primaria. No os lo recomiendo, os lo exijo.

Viaje de la ilusión primaria se puede encontrar en Libros del Pasaje, Thames 1762, Buenos Aires; y en Arkadia International Bookshop,  Nervanderinkatu 11, Helsinki.

Aquí encontraréis más información sobre la obra: 
http://arkadiapublishershelsinki.blogspot.com.ar/

No hay comentarios: