A las flores de un día, que no duraban, que no dolían, que te besaban, que se perdían.

martes, septiembre 06, 2016

La libertad de prensa y los no lectores

Ayer leí este artículo de Manuel Rico y me pareció que era un soplo de aire fresco para este debate, que subyace de forma continuada y sesgada en España. Así que recomiendo leerlo para entender qué es lo que se cuece en los medios, sin necesidad de lanzar órdagos continuos e ignorantes sobre la falta de libertad y pluralidad.

Pero, ya puestos, hay algo en lo que abundaría: en España se ha creado una especie de conciencia clasificatoria de la prensa. Ésta está basada en criterios cuasi partisanos: nombres de los periodistas o los columnistas, posturas simplificadas por los no-lectores (éstos que no leen y opinan sobre los titulares), quién paga, quiénes son, quiénes fueron. Y esta conducta por parte de los lectores es devastadora. Uno cree que tiene una opinión formada sobre un asunto antes de leer sobre los diferentes puntos de vista o ángulos, y (lo que es más tremendo) uno cree que tiene una opinión formada sobre las opiniones de los periodistas antes de leerlas. Este abandono del pensamiento y de la capacidad de aceptación de la otredad, provoca que los lectores se muevan por criterios de un sectarismo atroz. "Un columnista que escribe tal cosa desde este punto de vista que no me complace; dejo de leer este periódico porque traiciona mi verdad". Los bancos (y otros grupos de inversión) y los políticos tienen mucha más influencia de la deseada sobre los periódicos y sus líneas editoriales. Pero: ¿no sucede lo mismo con los lectores y su (general) ausencia de cintura discursiva?


Y sí, me encanta esa mención tan elegante y tan certera del inquietante cuento de Cortázar, Casa tomada. 

No hay comentarios: